Cómo plantar césped: Consejos para la siembra del césped

¿Quieres saber cómo plantar césped con éxito? Aunque creas que es complicado, la siembra del césped no tiene ninguna complejidad y es tan fácil que hasta tú mismo puedes hacerlo, tan solo necesitas saber cuáles son los requisitos de la siembra y conocer las diferentes formas de hacerla sin complicaciones.

Pero, ¿Por qué es tan importante saber cómo plantar el césped?

La respuesta es muy sencilla, conocer las claves para poder plantar césped natural nos permite analizar los aspectos más importantes al momento de realizar el proceso. Aunque pienses que puede llegar a ser un trabajo de jardinería difícil, déjame decirte que no es así.

Requisitos de la siembra del césped

Comenzamos diciendo que la plantación del césped puede llevarse mediante la expansión de semillas o a través de colocación de tepes, aunque ambas técnicas detallarán con claridad. Aquí puedes ver las variedades de semillas de césped mas habituales.

A pesar que el tepe no es tan usual en los hogares, su plantación es muy rápida y sencilla.  Pero si te preguntas ¿Qué es el tepe? Aquí te damos la respuesta, el tepe es un trozo formado por césped y suelo que se mantiene unido por las raíces.

El césped en tepe se usa generalmente para replantar estadios, campos de golf o también suelen verse en ciertos jardines que necesiten prepararlos rápidamente.

Como plantar césped con semillas

Aquí también puedes ver mas detalles sobre los cuidados del césped.

Pasos para sembrar el césped

Una vez que hayas preparado la tierra para plantar césped,  el siguiente paso es sembrar. A continuación te decimos cómo hacerlo.

Falsa siembra

Antes de comenzar a sembrar el césped, debes realizar lo que se conoce como una falsa siembra para cerciorarte de que la tierra se encuentra en perfectas condiciones. Pero, ¿qué debes hacer? Es muy sencillo, comienza por regar durante varios días esa porción de tierra para que en caso que haber otras semillas, estas logren salir.

Desmalezar

Lo más seguro es que durante esos días el césped tenga algunas malezas, lo ideal es retirarlas y asegurarte de que el suelo esté bien limpio para darle lugar al césped que plantarás. Por ello, es muy importante que retires antes de empezar a plantar el césped todas las malezas, de no lo contrario le quitarán la nutrición a tu nueva siembra.

Fertiliza

Comienza colocando una capa de unos 5 a 7 cm de fertilizante con arena y tierra, mézclala para formar un abono nutritivo y para que drene el agua.

Rastrilla

Deberás de limpiar el terreno como si tuvieras un arado para crear espacios, donde colocarás las semillas, luego pasa un rodillo para aplanar la tierra, cerciórate que la tierra quede aplanada para empezar a esparcir las semillas de manera manual y de a puñados por todos lados.

Asegúrate de extender las semillas por las orillas de la parcela, hazlo siempre en la misma dirección. Luego, haz una segunda pasada en dirección contraria para cerciorarte que todo el suelo esté cubierto completamente.

Plantar y sembrar el cesped

La plantación de Césped, al igual como otro tipo de vegetación, necesita de una buena preparación relacionada con el suelo, así como de las malas hierbas, el riego o substrato, si llevas a cabo todas estas operaciones antes de plantar el césped, conseguirás el jardín perfecto.

Conoce el suelo en el que vas a trabajar

El primer paso sería analizar el suelo, que es donde quieres plantar césped para conseguir tu jardín soñado. Primero necesitas saber cómo es el drenaje del terreno y asegurarte de que la tierra no se encharque demasiado.

En caso que uses semillas debes cerciorarte que el terreno que usarás para plantar césped natural sea el adecuado y no provocar su muerte prematura.

El pH igualmente determinará la calidad del césped natural dado que determinará si requiere o no tierra vegetal, ya que en reiteradas ocasiones hay que rellenar con tierra para conseguir los centímetros necesarios para que la plantación viva.

Elimina las malas hierbas

Eliminar las malas hierbas es otro aspecto importante para el correcto crecimiento del césped, es necesario que las elimines antes de realizar la plantación o siembra. Lo mejor es eliminarlas de tu jardín.

Realiza el labrado

El labrado de terreno no es más que remover la tierra hasta lograr descompactarla. Al realizar esta técnica, rompes la superficie del suelo facilitando el movimiento de aire y humedad.

Pero si te preguntas, ¿Cómo se hace un buen labrado? Aquí tenemos la respuesta. Este labrado debes realizarlo a unos 20-30 cm de profundidad como mínimo, labra la tierra las veces que consideres necesario hasta conseguir una tierra suelta y sin ningún desecho.

Ten presente también que el labrado es preferible hacerlo con la tierra completamente seca.

Cuando el terreno es pequeño, el arado se puede llevar de manera manual pero si el terreno es de superficie amplia, usa maquinarias como motoazadas o motocultores.

El drenaje del terreno

Este requisito es indispensable para el correcto progreso del césped.  Si deseas plantar césped  en el terreno de tu jardín lo mejor es que exista un buen drenaje, así podrá absorber bien el agua para evitar futuros embalse.

En caso que el suelo acumule demasiada agua, el césped natural podría dañarse y enfermarse. Pero si el drenaje es bueno, obviamente tu jardín se verá sano y la hierba aprovechará mejor los nutrientes del terreno.

Para evitar que esto suceda, existen varios métodos para que el suelo no se encharque, entre los más conocidos mencionamos:

  • Eliminar varios centímetros de tierra y sustituir la misma por arena, recuerda que entre más arenas pongas, mejor drenará el terreno.
  • Instalar canales o tuberías por las cuales drenará el agua sobrante, el cual no es capaz de mojar la hierba.

Nivelar el terreno con la finalidad de evitar hoyos que acumulen agua: Formar pendientes suaves para que el agua fluya hacia la parte elegida, en este caso, actuara la fuerza de gravedad.

Instalar un sistema de riego

Para evitar todas estas complicaciones en la plantación de césped, se recomienda la instalación de un sistema de riego automático y evitar el uso adicional de mangueras.  Aunque pueda parecer una costosa inversión a la final notarás que valía la pena.

Con el uso del riego automático en la plantación de césped te olvidarás de regar tu precioso jardín. Ya que este sistema se programará acorde a las necesidades del césped o simplemente cuando tú lo decidas.

Pero en caso, que prefieras ser más tradicional, usa la manguera y riega el césped en las horas de menos calor.

Espera a que los rayos solares disminuyan, no olvides que el exceso junto con el agua, pueden causarle al césped alguna quemadura.

Lo que debes hacer después de sembrar césped

Después de haber esparcido las semillas donde irás a plantar césped, es el momento de germinar para que la hierba comience a desarrollarse. Para ello, es necesario que la tierra esté ligeramente húmeda.

En caso que no sea temporada de lluvia, tendrás que regar el césped con más frecuencia y en pequeñas cantidades, con una lluvia fina. Pero eso sí, tratando que la presión del agua no sea fuerte para evitar que el agua disperse las semillas.

Una vez que el césped este compacto a partir del segundo año, cuando comiences a regar el césped en verano ya no tendrás que hacerlo así, empezarás a regarlo con poca frecuencia y en grandes cantidades para que las raíces de las hierbas comiencen a crecer.

Mientras tanto, procura mantener el suelo ligeramente húmedo regando el césped todos los días.

Notarás que el césped empezará a salir a los cinco días, y en poco más de cuatro semanas tu césped estará colmado de hierbas. Si notas en este tiempo la presencia de malas hierbas, arráncalas inmediatamente.

Puedes pasar el rodillo cuando veas que las plantitas alcancen los 5 centímetros de altura, de esa manera quedarán bien fondeados al suelo.

Cuidados al plantar el cesped

Recuerda que el primer corte se debe hacer cuando la hierba mide unos 8 a 10 centímetros de alto. Ajuste la altura de corte de la segadora a unos centímetros y pasa la máquina por la césped.

Después de cortar el césped, pasa el rodillo nuevamente para ayudar a las semillas que queden por nacer.

Dudas sobre la siembra del césped

¿Cuál es el mejor momento para plantar césped en el jardín?

Una de las mejores épocas para plantar césped es la primavera y el inicio del otoño, ambos tiempos son determinantes para el crecimiento del césped. Sin embargo, cuando plantas césped a inicios del otoño, su desarrollo será mucho más rápido, dado que la tierra se encuentra aún caliente.
En caso que prefieras, plantar césped en primavera, su desarrollo será más tardío y florecerá en tres o cuatro semanas aproximadamente.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer el césped?

Generalmente suelen empezar a salir a los cinco días y más tardar a las cuatro semanas germina completamente.

¿Cómo se prepara la tierra para sembrar césped?

Es fundamental que conozcas el desarrollo de las semillas, dado que su crecimiento puede verse afectado por las condiciones climáticas del lugar en la que esté ubicado tu jardín. Es decir, en los suelos cálidos, la siembra primaveral puedes hacerla a inicios de marzo y la otoñal de septiembre. En cambio, que el clima sea oceánico el tiempo para plantar césped serían más largos.

Pero en caso que te decidas en acondicionar tu jardín, puedes hacer usando tepes dado que estos no tienen nada que ver con los factores climáticos.

¿Cómo plantar césped en tierra dura?

Luego de haber determinado las características del suelo y climatología para plantar césped, es el momento de preparar el suelo, para ello debemos tener en cuenta lo siguiente:

Eliminación de malas hierbas, labrado, drenaje, instalación de riesgo subterráneo, implementación de sustrato, abono de fondo, nivelado, siembra, rastrillado, rulo, riego tras la siembra, primer corte, fertilizante de implantación. Tratamientos anti plagas preventivos

¿Cómo sembrar césped en verano?

Para conseguir que nuestro césped quede bien plantado es necesario tener en cuenta el uso de semillas de buena calidad, preparar bien el terreno, ser muy meticuloso con los riegos y tener mucho cuidado con los días calurosos y húmedos.

Artículos sobre césped

Deja un comentario