Cuidados del césped

Tener un césped hermoso, lleno de vida y de ese color verde es algo que muchos soñamos, sin embargo, para conseguirlo necesitaremos más que estar constantemente regando nuestro bonito jardín. En este artículo te explicaremos en detalle los cuidados del césped que deberás realizar para que tu césped esté perfecto.

Los cuidados del césped van mucho más allá de lo que normalmente sabemos, pues, cada paso es importante para mantenerlo perfecto, tanto regarlo, como el abonado, y/o el segado son pasos cruciales para obtener resultados encantadores.

Es por ello que en este artículo a continuación resaltaremos los puntos más importantes con respecto al mantenimiento del césped, toma nota y verás como tu césped mejora con estos consejos.

Artículos sobre el cuidado y mantenimiento del césped

 A continuación, señalaremos las distintas tareas que se deben de realizar en cada estación del año:

Cuidados del césped en Primavera

Segado del césped

A partir del mes de marzo es cuando debemos segar con más frecuencia, dejaremos de hacerlo cada dos semanas, para empezar a hacerlo una vez por semana. Debemos dejar un largo de corte de entre 3.5 a 5 centímetros de longitud, lo cual sería como un tercio de altura.

Sin embargo, si tu jardín tiene ciertas zonas de sombra, el corte perfecto sería de 4.5 centímetros aproximadamente. Aquí te explicamos en detalle cómo cortar el césped.

Abonado del césped

Si tu césped tiene ese color amarillento es porque te está indicando la falta de nutrientes necesarios, es por ello la importancia del abono, de esta manera tu césped volverá a tener ese color vivaz verdoso.

Es recomendable estar abonando tu jardín unas dos o tres veces al año, empezando la primavera, luego en verano (evitando los colores extremos o épocas de sequía) y finalmente en otoño.

En el mercado hay una gran variedad de diferentes tipos de abono, sin duda los mejores son aquellos que contienen nitrógeno y fósforo, es muy importante. Además, se recomiendan siempre los de liberación lenta, pues, a pesar de ser un poco más costosos que los demás, este tipo de abono tiene un efecto prolongado de dos a tres meses.

Escarificado del césped

Esta técnica consiste en airear la tierra, ayudando a liberar la tierra de los residuos para que así el suelo pueda absorber los nutrientes y el agua con mayor facilidad, evitando los charcos, y además, evitando por completo las apariciones de musgo.

Para esta labor, las cuchillas penetran unos pocos centímetros de la tierra para así evitar dañar las raíces. Esto es cuando se hace con máquinas escarificadoras.

Eso sí, antes de escarificar el césped se debe limpiar el terreno y prepararlo, quitándole piedras y otros objetos que nos interrumpan, además de regarlo días antes para dejar la tierra húmeda y más fácil de trabajar.

Replantación

Una vez hayamos escarificado todo el terreno, con una azada se realizarán surcos, para luego nivelar con la ayuda de un rastrillo, lo siguiente será compactar la tierra con un rodillo y luego separamos la capa superior con el rastrillo. Esto es para dispersar las semillas. Cuando acabemos de colocar las semillas en la tierra, nuevamente usamos el rastrillo para compactarlas con la tierra.

Es de vital importancia que las semillas estén siempre húmedas, y muy importante, no cortar el césped hasta que alcance los 10 centímetros de altura. Además, una vez sembradas las semillas es importante no caminar por la tierra recién trabajada.

El césped en Verano

Creación del mantillo

La creación del mantillo consiste en cubrir el césped con la hierba cortada, si te preguntas cuál es el beneficio de esto, es que actúa como abono natural de lenta liberación, la otra ventaja es que protege el césped de la intensa radiación solar.

Riego

Esta es una de las actividades más importantes, el agua es vital para las plantas, sin embargo, debemos evitar los charcos, para así evitar ahogar el césped. Además, que, tanta agua vuelve a las plantas más vulnerables de hormigas y otras enfermedades como los hongos.

También es muy importante amoldar nuestro riesgo, en épocas de calor o sequías debemos regar más, mientras que en épocas lluviosas debemos reducir la frecuencia de riego. El tiempo de regar también es fundamental, la hora más adecuada para hacerlo es en la mañana, así evitaremos que el sol o el viento impida  que el agua llegue a las raíces, en la noche evitaremos la producción de moho.

Abono

En verano el abono es de suma importancia, ya que el césped absorbe mucho mejor los nutrientes, sin embargo, debes tener en consideración que esparcir abono sobre nuestro césped lleva su proceso, se deben tener medidas para así esparcir uniformemente el abono sobre el césped y evitar el exceso de abono, ya que esto puede quemar nuestro césped y empeorarlo todo.

Escarificado

Como bien dijimos anteriormente, el escarificado permitirá que el agua y oxigeno puedan llegar a las raíces, quitando el posible desperdicio que pueda haber sobre nuestra tierra.

Cuidados del césped en Otoño

Abonado

En esta época de otoño, el abonado debe ser rico en potasio y hacerse en el periodo de reposo.

Retirada de hojas

El otoño es la estación del año donde caen más hojas de los árboles, es fundamental quitarlas manualmente con un rastrillo o con un soplador de hojas. Si las hojas de los árboles se acumulan, taparían el césped y no le llegaría la suficiente luz, lo cual podría traer graves consecuencias como poner el césped amarillento y hasta provocar su descomposición debido a la humedad.

Cuidados del césped en Invierno

El invierno es la época del año donde menos debemos hacer actividades con el césped, pues, debido a las condiciones climáticas, el césped tiende a volverse más sensible y lo mejor es no tocarlo demasiado.

Evita lo más posible pisarlo, a no ser que se trate de recoger hojas caídas. El corte perfecto para esta época del año es de 4 a 5 centímetros.

Como cuidar el césped (Consejos generales)

  1. Abonado, el abonado es ideal para un jardín perfecto ya que este aporta nutrientes, mantiene los microorganismos, aumenta la cantidad de nitrógeno, genera mayores resistencias a las condiciones climáticas y adversas.
  2. El corte, al año el césped se suele cortar muchas veces, ya que, el momento ideal para cortar el césped es cuando haya alcanzado 10 centímetros de altura, no se recomienda más alto porque puede traer problemas a la hora de cortar con tu cortador de césped. Lo recomendable es dejar el césped unos 2 a 3 centímetros del suelo. Sin embargo, en verano y en invierno es aconsejable dejarlo más alto.
  3. Riego, uno de los consejos más vitales a la hora de aproximarse el verano o calores extremos, es aconsejable regar en abundancia, de este modo conseguiremos que el agua llegue hasta las raíces y el césped se mantenga hidratado. Sin embargo, esto no debemos de hacerlo tan frecuente o podremos ahogar nuestro jardín.
  4. Escarificado o aireado, esta técnica nos servirá para que nuestro césped se vea más esponjoso y también, ayudaremos a la tierra a darle oxígeno y hacerle llegar sus nutrientes. Es recomendable hacer esto al menos una vez al año y preferiblemente finalizando el verano o comenzando el otoño.

Ahora que has aprendido lo básico para los cuidados del césped, es importante que empieces a seguir todos estos pasos cuanto antes, de esta manera podrás obtener un jardín de ensueño y serás la envidia de todo el vecindario.

Además, esta alfombra natural te será ideal para hacer picnic con tu familia y será perfecta para esas reuniones familiares que tanto nos gustan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *