Cloro para piscinas, ¿Cuál es el mejor?

¿Sabes que existen diversos tipos de cloro para piscinas? ¿Quieres saber cómo elegir el mejor cloro para tu piscina dependiendo del estado en el que se encuentre? Tranquilo, todas estas inquietudes las despejarás en este artículo.

En el mercado existen diferentes tipos de cloros para piscinas, todos ellos con características comunes. La cloración es el método menos costoso y por tanto más usado para sanitizar, desinfectar y mantener en condiciones óptimas tu piscina.

Por otra parte, el cloro es inofensivo, es decir, no es perjudicial para desinfectar el agua para consumo humano, pero a su vez, lo suficientemente poderoso, siempre en concentraciones adecuadas, para eliminar los gérmenes, virus peligrosos, bacterias presentes en el agua.

El cloro además de sus propiedades desinfectantes tiene la virtud de oxidar materia orgánica e inorgánica, contribuyendo de esta manera en mantener el agua de la piscina cristalina.

A continuación, hemos realizado una extensa guía para ayudante a mantener tu piscina en perfecto estado utilizando el cloro correcto en cada caso. Presta atención, ya verás que fácil es elegir el cloro para tu piscina.

¿Por qué debo usar cloro en la piscina?

Esta pregunta es muy sencilla de responder, porque nada purifica el agua como el cloro. Los fenómenos atmosféricos como la lluvia o el viento, el polvo del ambiente incluso las mismas personas que se bañan introducen bacterias en la piscina, además de otros contaminantes.

Si se agrega suficiente cloro para desinfectar estos contaminantes, la piscina tiene una residual de cloro, asegurándonos de esta manera que la piscina se mantenga desinfectada. ¿Pero cómo usar cloro y cómo se controla?

El mantenimiento de la piscina durante el invierno es un elemento clave para poder disfrutar de ella de nuevo en verano sin tener que cambiar el agua debido a su mal estado.

¿Cómo se controla el cloro residual?

El cloro residual ideal está entre 1 a 3 ppm. Para determinar la concentración residual de cloro de su piscina debes usar un kit de análisis de cloro. Los kit de mayor calidad le darán los parámetros tanto del cloro total como del cloro libre así como la medida de pH.

Para esta medida puedes usar analizadores de pH con detección de cloro integrados, que sin duda es el mejor sistema de análisis para tu piscina y así podrás saber cuál es la cantidad de cloro para una piscina correcta. Aquí puedes ver como subir o bajar el pH de la piscina.

El cloro total es la combinación del cloro libre más las cloraminas. Las cloraminas son aquel cloro que actuó matando algas y bacterias y que ahora se ha tornado infectivo. Debes tener en cuenta que las cloraminas de tu piscina provocan el fuerte y característico “olor a cloro”, que irrita los ojos y evita que el cloro libre actúe correctamente.

Para eliminar las cloraminas y evitar que se transformen en un problema se deberá dar un tratamiento de choque o de shock a su piscina periódicamente. Esto a la vez ayudará a controlar el crecimiento de algas, agregando una cantidad de oxidante o cloro, determinado por el tamaño de la piscina.

Recuerda siempre que debes mantener un residual de cloro libre de 1 a 3 ppm, para mantener la piscina sanitizada. En caso que los valores se encuentren por debajo de 1,0 ppm lo más probable es que crecerán algunas y algunas bacterias en la piscina.

Pero, si las lecturas son superiores a 3,0 ppm estará malgastando el cloro o incluso provocando manchas y corrosión.

Tipos de cloro para piscina, ¿que cloro utilizar?

Existen dos formas básicas de cloro en el mercado, el cloro estabilizado y el no-estabilizado, ambos son efectivos y se utilizan con la  misma frecuencia por los usuarios.

El cloro estabilizado, además de tener bajo coste, es el que puede ser utilizado diariamente y permanece mucho más tiempo en el agua para comodidad del dueño de la piscina. Mientras que el cloro no-estabilizado es volátil y concentrado, ampliamente recomendado para tratamientos de choque ya que se disipa en las siguientes 24 horas de su colocación.

Ambas formas de cloro se derivan de su estado más puro, el gaseoso, que luego es convertido a solido o líquido para su fácil utilización.

Cloro estabilizado

Se encuentra en estado sólido, y es el utilizado como tratamiento permanente y en bases diarias.

Cloro granulado para piscina

El cloro granulado para piscinas es un producto fácil de almacenar, manejar y ofrecer los mismos beneficios que el cloro líquido, además aporta 65% a 70 de cloro libre disponible. Es importante destacar que por su lenta disolución puede obstruir componentes de la piscina, reducir el pH, enturbiar el agua y aumentar la alcalinidad.

Cloro no estabilizado o cloro líquido

La reacción del cloro líquido es instantánea y efectiva en la supercloración o tratamiento de choque en las piscinas, también facilita el control de algas.

Cloro en Pastillas

El cloro en pastillas, es la forma de cloro más popular ya que se utilizan para los cloradores automáticos o los cloradores flotantes. Estos aportan la mayor concentración de cloro disponible.

¿Qué tipo de cloro elegir?

Si vas a comprar cloro para tu piscina y no sabes cómo elegir el cloro adecuado, es importante que sepas que todos los cloros cumplen su función principal y es destruir e inhibir la formación de formas de vida unicelulares básicas.

Según las características de cada tipo de cloro y sus presentaciones, son adecuadas si lo que quieres es una piscina higienizada, la clave es saber en qué momento utilizar cada tipo de cloro. Por ejemplo, en días lluviosos o de uso intensivo debes realizar terapias de choque que ayude al cloro que ya utilizas diariamente en condiciones  normales.

¿Cómo saber cuánto cloro utilizar en tu piscina?

El cloro para piscinas es muy diferente al cloro común que se usa en el hogar, esté está compuesto por Cloruro de Sodio (NaCI). Incluso es responsable de la salinidad del mar, dicho compuesto reacciona mediante la oxidación.

Para mejores resultados se debe tomar algunos factores para saber cuánto cloro necesitas para tu piscina:

  • Verifica el pH de tu piscina, entre 7,2 y 7,8
  • Mientras más alta sea la temperatura, más cloro se debe colocar semanalmente
  • Sin importar el tipo de cloro a utilizar, líquido, en pastillas o granulado recuerda que siempre debe estar en el umbral de 0,6 y 1,5 mg/l
  • Según el volumen de la piscina se recomienda lo siguiente: Si la presentación usada son las pastillas de cloro, serían de 200gr por cada 20.000 lts de agua una vez a la semana. En caso de utilizar cloro líquido debes hacerlo a razón de un litro por cada 20.000 lts de agua diariamente, si el día es lluvioso o de mucho uso puedes duplicar la cantidad.
  • En cuanto al cloro granulado, puedes usar 20 gramos por cada 10.000 lts de agua, y se puede duplicar la cantidad según el uso de la piscina.

En general, debes tener en cuenta que es necesario verter en la piscina exactamente solo la cantidad necesaria de cloro ya que el producto químico en exceso puede ocasionar lesiones en los bañistas.

Además, se ha comprobado que si la piscina tiene un adecuado mantenimiento con cloro, no producirá lesiones en la piel ni ojos irritados, y ni siquiera tendrá el olor que asociamos directamente al cloro.

Residual de cloro libre

Es importante recordar que todos los tratamientos de cloro generan un residual químico, conocido como residual de cloro libre, que puede provocar otros problemas en su piscina.

Para esto debes utilizar un kit específico y verificar que el residual de cloro libre esté entre 1 a 3 ppm para mantener su piscina sanitizada. Si los valores obtenidos están por debajo de 1,0 ppm tendrás problema de algas o bacterias.

Si obtienes lecturas superiores a 3,0 ppm estás utilizando el cloro de mala manera y tendrás problemas de manchas y corrosión.

Recuerda que es mejor prevenir que lamentar, por lo que si haces un buen mantenimiento de tu piscina no ocasionarás daños en ella ni en los que disfrutan de ella, y tus veranos de seguro serán más divertidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *