Herramientas de poda, ¿cuál utilizar en cada ocasión?

La poda es uno de los factores por los que tus plantas van a verse hermosas, crecerán fuertes y darán frutos. No obstante, es vital que conozcas cuál de las herramientas de poda usar en cada ocasión según el tipo de poda que necesites hacer.

Esta labor que todo jardinero debe cumplir tiene más características determinantes como el tipo de planta a podar, el tipo de poda y cuándo es el momento adecuado para podar. Resultan ser razones de peso para que aprendas qué herramienta de poda usar en cada ocasión.

¿Cada cuánto podar las plantas?

Principalmente debes tomar en cuenta la especie de planta, arbusto, árboles o setos que vayas a podar. Es decir, el período de crecimiento de la planta, la época en que salen sus hojas, cuándo sucede su floración o si la planta en cuestión da frutos. Además, considera la finalidad de la poda (¡te comentaremos sobre ello más adelante!).

Lo conveniente es que realices la poda mientras la planta esté en receso vegetativo. En general, la poda se realiza en invierno o –si el clima es muy drástico– a finales de invierno para que no haya riesgos de dañar la planta a causa de las heladas.

Por otro lado, hay plantas que tienen su floración en invierno, así que su época de receso vegetativo es en verano. Los árboles ornamentales o arbustos suelen florecer en primavera, por lo que la poda debe ser luego de la floración y no en invierno.

¿Cuáles son los tipos de poda?

Herramientas de poda

¡Muy bien! Ya que sabes más acerca de cuándo podar, ahora es preciso que conozcas –o recuerdes– los tipos de poda que existen. Cada una de estas influirá en el resultado de tus plantas.

De formación

Es el tipo de poda que le debes hacer a árboles o arbustos jóvenes con el objetivo de darles una estructura o forma específica. Establece en qué forma quieres que estén y elimina las ramas no deseadas.

Si el caso es que deseas crear una forma más compleja, entonces puedes ayudarte con guías de madera o metálicas para que fijes las ramas en la dirección y posición correcta.

Saneamiento

Elimina las ramas rotas o secas que tengan tus plantas. Esto es vital para que nuevas ramas puedan salir sin problemas. En el caso de los árboles, las ramas dañadas presentan un riesgo porque pueden caer y provocar daños personales o materiales.

Pinzamientos

Es el tipo de corte en el que se rebajan los brotes entre 5 y 10 cm para bajar el volumen de la planta y así ayudar a un mejor desarrollo de las ramas laterales. ¡Estas ramas laterales son las que aportan opacidad y densidad a tu arbusto!

La cantidad de pinzamientos que vayas a darle al arbusto o árbol dependerá del vigor de la planta. Cuando son muy vigorosas, tendrás que hacer los pinzamientos varias veces al año, mientras que con las poco vigorosas bastará con 1 pinzamiento al año.

Poda de fructificación

Está destinada a los árboles frutales que tengas en tu jardín y varía en función del tipo de árbol frutal a podar. En general se trata de equilibrar las yemas de madera con las yemas de flor.

Algunos expertos recomiendan que para que una pieza de fruta obtenga su tamaño y calidad óptimos, es necesario que haya 40 hojas maduras. Considera este principio y adáptalo a la especie de árbol frutal en cuestión.

Poda de floración

Las hortensias, rosales y otras plantas que alegran tu jardín con sus bellas flores requieren de este tipo de poda, ya que con esta se espera obtener una máxima floración.

La poda difiere en función de lo que vayas a podar, pero en el caso de las hortensias y rosales, con una poda al año bastará.

Poda después de la floración

La clave está en esperar el momento en que la floración se haya marchitado y antes de que las yemas de madera se comiencen a desarrollar. De lo contrario, cuando se hace la poda en invierno se reducen las yemas de flor, lo que causará que la floración no sea tan voluminosa.

Rejuvenecimiento

Esta es la poda especial para esas plantas a las que no les has hecho seguimiento y han crecido de manera excesiva y sin control. En este caso debes empezar reduciendo las ramas secas y las entrecruzadas, luego prosigue con las ramas debilitadas o envejecidas.

¿Cuál de las herramientas de poda usar?

Herramientas de poda

Hay dos tipos de jardineros principiantes: los que escogen cualquier tijera para podar, y los que investigan o se asesoran sobre qué herramientas de poda usar. Saber esto es fundamental y depende de varios factores como el tipo de rama que vas a cortar, la altura de la planta, tipo de planta y más.

Antes de mencionarte de manera específica sobre las herramientas de poda, tienes que saber que hay dos tipos de hoja o cuchilla:

  • Hoja de corte deslizante o bypass: una hoja corta y la otra sirve de apoyo. Es el tipo de hoja con la que puedes hacer cortes limpios a ramas verdes y finas, ya que no es la mejor para ramas gruesas. Es ligera y generalmente se usa para podar rosales, arbustos y árboles.
  • Hoja de yunque: es la más indicada para las ramas gruesas y que ponen resistencia, también es la que sirve para podar ramas muertas.

Tijera de una mano

Esta es la más habitual y sencilla, por lo que está destinada a hacer cortes en plantas medianas o pequeñas y con ramas no tan fuertes. La tijera de mano es sencilla de usar y puedes escogerla de cualquiera de los tipos de hoja que te mencionamos previamente.

En vista de que la de hoja de yunque es para ramas más leñosas, tal vez te preguntes si podrás usarla para ramas grandes. Lo importante es que lo que vayas a cortar no tenga más de 2.5 cm.

Son adecuadas para hacer cortes delicados o para llegar a un lugar al cual no puedas acceder con otros tipos de herramientas de poda. Con este corte limpio puedes minimizar los daños en la planta.

Si te interesa encontrar una tijera de poda, tenemos un artículo donde analizamos las mejores tijeras de poda manual.

Tijera de poda de dos manos

Cuando los arbustos o árboles que tienes en tu jardín son más grandes y con ramas que rondan los 4 y 6 cm, entonces la tijera de poda de dos manos es más adecuada. Así como no quieres dañar a las plantas, tampoco querrás lastimarte las manos.

La posibilidad de usarla con dos manos hace que puedas aplicar más fuerza combinando ambas y el esfuerzo no te cueste tanto. Si vas a usar una de estas, asegúrate de que el mango sea ergonómico para que al aplicar la presión no te lastimes las manos ni dedos.

Tijera de pértiga

Esta es la tijera que te ayudará a podar setos o arbustos de gran altura. En general vienen con mango fijo o extensible, pudiendo el mango fijo permitirte llegar a los 2 metros de altura. En cuanto al mango extensible, puedes llegar hasta los 5 metros.

Sin embargo, a pesar de las prestaciones que tiene para hacer de tu poda más sencilla, tendrás que usar una escalera en ocasiones para podar de manera conveniente y así no causes daños a la planta.

Tijera corta setos

Es la indicada para la poda de formación y saneamiento de setos, hileras florales y arbustos grandes. Con la ayuda de este tipo de tijeras evitas que la planta se deforme o crezca de manera descontrolada.

El tipo de filo de esta tijera dependerá enteramente del tipo de plantas que vayas a cortar. Si las ramas son finas o verdes, la de filo recto será útil. De lo contrario, si las ramas son más tupidas o con más grosor, te conviene el filo con dentado parcial.

También podrías usar un cortasetos, aquí en Muy Jardín tenemos preparada una selección con los mejores cortasetos del mercado que solemos actualizar constantemente.

Hacha de mano

Es de las herramientas de poda que necesitas para cortar ramas gruesas, cuando estas se han convertido en madera y no son posibles de cortar con tijeras. Si lo que necesitas es un hacha de mano, necesitas considerar el peso de la herramienta.

Puedes encontrar aquí una selección de las mejores hachas de mano para podar.

Criterios de compra de herramientas de poda

Estas herramientas de poda están disponibles en una variedad de estilos, filos y precios, por lo que puede ser confuso escoger alguna de ellas. A continuación te vamos a mencionar algunos criterios o características que deberías tomar en cuenta para poder comprar una herramienta de calidad.

  • Peso y longitud: sobre todo porque es una herramienta que vas a estar usando por varios minutos mientras realizas la poda. Asegúrate de que no sea demasiado pesada o muy grande para lo que quieres hacer.
  • Capacidad de corte: hay tijeras de podar con un mayor diámetro de corte. Considera el tamaño de las ramas que vas a podar, ya que pueden ser de hasta más de 4 cm de diámetro.
  • Repuesto: si la tijera cuenta con cuchillas o piezas de repuesto significa que puedes extender la vida útil de la herramienta. Verifica si el fabricante ofrece estas piezas de repuesto.
  • Material de la cuchilla: entre las mejores opciones por su resistencia y anticorrosión encuentras las cuchillas de acero endurecido o las de titanio, siendo estas últimas las más costosas.
  • Diseño: es vital que el diseño de la tijera sea ergonómico, ya que así cuidas más de tus manos y muñecas.
  • Manija: hay opciones que tienen una manija giratoria para esas jornadas de poda extensa. Esta característica disminuye el impacto en la mano e incrementa la productividad.
  • ¿Eres zurdo/a? Hay modelos especiales para que sean usados por zurdos.

Considera las herramientas de poda que tienes a tu disposición para poder realizar el cuidado de las plantas de la mejor manera. Antes de escoger una herramienta, recuerda pensar en el tipo de planta, su tamaño y el tipo de poda que harás.

Otros artículos sobre poda y desbrozado que te pueden interesar

Deja un comentario