¿Qué se puede compostar y qué no?

Una de las mayores interrogantes que surgen cuando iniciamos en las labores de hacer compostaje es saber  ¿que se puede compostar y qué no? Para despejar estas dudas hemos realizado una investigación y te traemos una lista bastante completa de los desechos permitidos y los que no por nada del mundo puedes utilizar, así que no pierdas detalle.

Tanto si decides comprar un compostador como construir tu compostador, deberás seguir estas indicaciones.

¿Qué se puede compostar?

Hay dos tipos de materiales que se pueden compostar: los ricos en nitrógeno que son de color verde y los de alto contenido de carbono que son de tonalidades marrones. Pero para hacerlo mucho más fácil te presentamos esta lista detallada con los residuos permitidos:

  • Recortes de césped, así como hojas de árboles, flores y arbustos 
  • Restos orgánicos de comida pero no cárnicos
  • Cáscaras de alimentos patata, naranja, plátano, huevo, aguacate, entre otros
  • Cartón y papel sin impresión en tinta de colores, solo en blanco y negro
  • Plantas medicinales
  • Restos de frutas y hortalizas
  • Estiércol animal vegetariano (por ejemplo, vacas, caballos, conejos, hámsteres)
  • Trozos de madera o aserrín
  • Granos,  posos y filtros de café
  • Restos de cosecha de la huerta
  • Fruta caída
  • Paja

Hay que tener cuidado con:
  • Las pieles de los frutos cítricos se pueden compostar, pero el tiempo de descomposición tarda un poco más de tiempo por lo que se aconseja arrojarlas en pequeñas cantidades.
  • Los tomates específicamente sus semillas pueden perdurar bastante tiempo en el compost y germinar en lugares no deseados.
  • Las cáscaras de frutos secos, lo mejor es quemarlos y luego depositar sus cenizas en el compostador.
  • Los huesos de fruta, igualmente tardan mucho en descomponerse.

¿Qué NO se puede compostar?

Hay algunos residuos de materia orgánica que es mejor tirar al contenedor que echarlos en el compostador, porque pueden que tarden mucho tiempo en descomponerse, o que desprendan mucho mal olor, porque atraen insectos o microorganismos dañinos, entre otros.

A continuación te diremos algunos de los residuos que no puedes utilizar para hacer compost:

  • Huesos: son residuos orgánicos no recomendables para usar en el compostador,  ya que atraen plagas, huelen muy fuerte y tardan mucho tiempo en descomponerse. En el caso que decidamos añadirlos, lo mejor es que se corten en trozos pequeños y se vayan añadiendo en pequeñas cantidades. 
  • Aceite de cocina: tampoco se aconseja añadir el aceite usado en la cocina, porque se crea una capa impermeable al compost que no deja transpirar el material y continuar con el proceso. Si se usa en pequeñas cantidades, como por ejemplo en los restos de alimentos preparados o en el papel de cocina usado.
  • Restos de plantas que estén enfermas: las ramas sobrantes de la poda, las hojas secas, el césped cortado, son ingredientes muy beneficiosos para el compost, siempre y cuando procedan de plantas totalmente sanas. Agregar residuos vegetales al compost con alguna enfermedad podría traer como consecuencia que todo el huerto se enfermara.
  • Papel con tinta de color: es aconsejable agregar una pequeña cantidad de celulosa al compost porque aumenta la diversidad de los nutrientes, pero hay que asegurarse de que el papel no tenga estampados a tintas a color, ya que podría ser de sustancias tóxicas.
  • Heces de animales domésticos: debido a que contienen patógenos que son perjudiciales para nuestras hortalizas y obviamente para nuestra salud. Además porque desprenden mal olor y atraen plagas.
  • Pan, dulces y demás alimentos horneados: los dulces, las pastas y cualquier alimento horneado no es recomendable ya que atraen mucho a las plagas.
  • Carnes y lácteos: tampoco se debe arrojar cualquier tipo de producto cárnico, ni ningún tipo de lácteos como leche, queso, yogurt, ya que difícilmente se resisten a las plagas.
  • Serrín: aunque se recomienda usar porque reducen la humedad, hay que fijarse muy bien de la procedencia de la madera, si es de una madera tratada no lo uses.
  • Arroz: ni crudo, ni cocina ya que es un cultivo de bacterias.
  • Productos de higiene personal usados: como toallas sanitarias, tampones, pañales y cualquier otro producto manchado de sangre humana u otros líquidos son un riesgo para la salud.

Tampoco se pueden añadir cenizas de carbón, restos de aspiradora, botellas, latas, filtros de cigarrillos y
cualquier material que no sea orgánico y biodegradable.

¿Qué podemos echar al compost? Incluir los residuos correctos es la clave para un buen compost

Mezcla de los residuos en el compostador

Los residuos que se agregan al compostador se dividen en dos tipos: los materiales húmedos y frescos (verdes) como los restos de verduras, césped, ramas, hojas. Y los materiales secos (marrones) como las ramas, cartón entre otros.

Los materiales verdes son los encargados de aportar humedad al proceso de compostaje mientras que los residuos marrones impiden que la mezcla se apelmace y que el aire circule en el compostador.

El material húmedo se debe equilibrar con el material seco, es importante resaltar que para obtener un buen compost no se debe hacer capas de materiales frescos y capas de secos, sino que más bien se deben mezclar los distintos materiales. 

La mezcla se debe realizar una o dos veces por semana, por las siguientes razones:

1.- La humedad se distribuye homogéneamente por todo el material.
2.- El material se oxigena.
3.- Permite la redistribución de los distintos tipos de materiales.

Si los residuos del compostaje huele a amoniaco

Es porque hay demasiado césped sin mezclar con hojas secas. Para evitarlo se debe mezclar y remover.

Si los residuos sueltan olor a podrido

Significa que el compost está demasiado húmedo y hay poco oxígeno. Así que se debe mezclar con materia seca y remover.

Presencia de muchos mosquitos

Si tu compostera está llena de mosquitos se debe añadir material o residuos secos y mezclar bien.

En definitiva se aconseja hacer un compost lo más variado y abundante posible, (obviamente teniendo claro lo que no se debe compostar), ya que el resultado final será una abono con muchos nutrientes que aportará grandes beneficios a las plantas de nuestro huerto o jardín.

Mas artículos sobre compost y compostaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *