Cómo podar rosales: conoce los 3 tipos de poda

Los rosales en general son un tipo de planta rústica que no necesita de mucho mantenimiento, aunque sí es vital que los podes para que se mantengan vivos.

Para que tus plantas florezcan, es esencial que sepas cuándo y cómo podar rosales, de tal manera que crezcan fuertes y disfrutes de sus flores en meses de sol.

Así como hay distintos tipos de rosales, también hay varias formas de podarlos, incluso hay momentos en los que les vendrá mejor la poda. A continuación, te daremos la información necesaria con respecto a lo que debes tener para podar los rosales y así tengas un jardín con hermosas flores.

También te recomiendo que visites nuestra sección sobre cuidados del jardín donde encontrarás más artículos de jardinería.

¿Cuándo es mejor podar los rosales?

Podar rosales

La importancia de podar rosales recae en que es lo que los mantiene con su porte y vitalidad, además, la poda es vital para que pueda florecer, influye en la cantidad de la flor y tamaño de estas.

Algo que debes considerar es que la edad del rosal influye en el momento en que vayas a podarlo, ya que para los ejemplares jóvenes es mejor si no los podas por el momento.

Esto es así porque el rosal necesita mínimo 1 año para enraizar correctamente. Por consiguiente, tendrás que esperar este tiempo para poder podarlas sin que esto sea perjudicial y afecte su crecimiento.

Ahora, los momentos del año más favorecedores para podar tus rosales son:

Poda de febrero

Generalmente se llama poda de febrero pero suele hacerse en marzo y está relacionado a las heladas. En los países donde el invierno es crudo, febrero marca la fecha en que finaliza. Sin embargo, solo cuando las noches sean menos frías podrás podarlas.

Es peligroso que te precipites cuando vayas a podar  porque si te adelantas los brotes de la flor se pueden congelar o podrías exponer los tallos abiertos a las heladas. Incluso está la posibilidad de que aparezcan hongos que puedan infectar la planta.

Si vives en un clima muy frío, retrasa la poda hasta que el clima esté más estable y no haya tanto frío.

Al final del invierno lo que se busca es quitar la madera muerta y dejar solo las ramas que estén enfocadas hacia el exterior. Si quieres fomentar la floración lo mejor es que cortes las ramas superiores en horizontal.

¡Cuando tu rosal es menos alto necesita menos energía para florecer!

Al final del verano

En general se conoce que los rosales se deben podar una vez al año, pero la poda al final del verano también es recomendable. Durante esta poda preparas a tu rosal para el frío del invierno y así se fortalezca para aguantar el reposo vegetativo.

Generalmente se realiza esta poda entre septiembre y octubre y es en realidad una poda de aclareo y limpieza. Aquí se busca que elimines las ramas que ya florecieron, tanto la flor como la rama. Corta a la mitad del tallo y sobre un brote nuevo.

Acortar las ramas que han florecido es algo que debes hacer solamente para los rosales que florecen una vez al año. Si tu rosal florece en otoño, entonces poda únicamente en febrero.

Tipos de poda

Dependiendo del resultado que quieras en tu planta puedes aplicar una de las tres formas de poda para rosales. Estas son: poda leve, moderada y severa.

  • Poda leve: se corta menos de un tercio de los tallos del rosal, esto causará que luego tenga más tallos florales. No debes usar siempre este tipo de poda porque deja tus rosales altos. La poda leve es recomendable para las grandifloras, floribundas, entre otras.
  • Poda de rosales moderada: se corta la mitad de todos los tallos y conseguirás una altura aproximada de 45 a 60 centímetros. Con esta conseguirás flores más pequeñas pero en mayor cantidad, además, es la más aconsejable para floribundas adultos e híbridos de té.
  • Poda severa: se cortan los tallos de tu rosal para que este llegue a una altura de 15 a 25 centímetros, siempre dejando al menos 4 yemas desde la base del tallo. Aquí consigues flores más grandes pero en menor cantidad.

Herramientas para podar rosales

Podar rosales

Así como es importante que conozcas cuándo podarlas, también es ideal que hagas la poda con las herramientas adecuadas. Generalmente esto es un detalle que se olvida o no se presta la atención necesaria, pero si no usas las herramientas correctas puedes estropear o hacer un mal corte.

Recuerda que podar no es solo cortar y que cualquier herramienta no funciona, ya que algunas pueden causar una herida en tu planta. Entonces, las herramientas para podar rosales que puedes usar son:

  • Tijera para ramas finas: la tijera bypass es la ideal para cortar las ramas jóvenes de tu rosal. También se usa para podar árboles y arbustos y es muy ligera, aunque no es la indicada si los tallos son más muy gruesos.
  • Tijera de yunque: esta es la tijera que deberías usar en el caso de las ramas que exigen más precisión y fuerza. El corte que hace es muy limpio y es ideal para podar rosales.

Cómo podar rosales según su tipo

El tipo de corte que le hagas a tu planta va a influir en su crecimiento y en el tipo de flores que va a producir. En general, lo ideal es que al podarlas realices cortes diagonales sobre una yema y de forma ligeramente oblicua. Es vital que podes a menos de 5 cm de la yema.

En el caso de podar una de las ramas completas, entonces debes hacer el corte al borde de donde está el tallo principal. Sin embargo, hay algunos detalles que debes saber y eso es cómo cortar el rosal según el tipo que sea.

  • Rosal mini: el mejor para darle una poda conservadora, siempre debes mantener 5 a 7 ramas principales y dándole prioridad a los tallos jóvenes. Despeja las ramas principales para favorecer su crecimiento.
  • Rosal viejo: elimina las ramas muertas o que no cumplan con la estructura de la planta. En este caso limítate a una poda anual.
  • Rosal arbustivo: en este caso espera entre 2 a 4 años para hacer la primera poda. No es necesario que las podes de manera regular pero sí retirar las ramas que crezcan hacia dentro. Enfócate en podar las ramas más fuertes a la mitad.
  • Rosal trepador: mientras estén jóvenes solo tienes que cortar las ramas muertas o enfermas cuando hagas la poda de febrero. Reduce los tallos de los laterales a unos 15 cm en el mismo período de tiempo.

Toma en cuenta todo lo que has leído y cuida de tus rosales de la mejor manera. Sin duda, saber cómo podar rosales te ayudará a mantenerlos sanos y con muchas flores.

Deja un comentario