Cómo ahorrar agua en el jardín en verano

¿Qué relación tienen las cortezas del árbol con cómo ahorrar agua en el jardín en verano? Principalmente el verano significa diversión, salidas a la playa o vacaciones.

Sin embargo, para los amantes de los jardines también significa un mayor cuidado para las plantas. Es por esto que te explicaremos sobre algunos trucos de cuidado y en qué puedes usar estas cortezas.

Durante el verano la temperatura sube, lo que lleva a que las plantas necesiten de más agua porque también hay un incremento en las horas de sol. El inconveniente es que a mayor cantidad de agua usada, mayor afectará la economía del hogar.

El truco está en saber cómo ahorrar agua en el jardín en verano sin que tus plantas se sequen.

Estos trucos forman parte de nuestra guía de cuidados del jardín que puedes visitar para conseguir más trucos y consejos.

10 tips de cómo ahorrar agua en el jardín en verano

Cómo ahorrar agua en el jardín en verano

En general, los consejos o tips que te vamos a explicar tienen relación con una mejoría en el sistema de riego, ubicar en una mejor posición las macetas, limpiar las malas hierbas y ¡reciclar el agua! Asimismo, otros trucos como usar cortezas de árbol y emplear compost vegetal.

1. Riega en las horas más óptimas

Muchos de los que no conocen sobre el cuidado del jardín no le dan importancia a las horas de riego. No obstante, así como es vital para regar las plantas durante el verano, es algo que siempre debes aplicar para ahorrar agua y darle un buen riego a tus plantas.

Uno de los trucos de cómo ahorrar agua en el jardín en verano es regar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Esta es la clave para que el sustrato de tu jardín se hidrate mejor. De lo contrario, al regar en horas con fuerte incidencia solar corres el riesgo de que el agua queme la raíz o se evapore antes de llegar a ellas.

2. Agrupa las plantas según su modo de riego

Ciertamente hay plantas que requieren de más agua que otras, y en tu plan de aportarle agua a todas puede que “ahogues” a algunas que no requieren de tanto. Esta es la base por la cual te recomendamos que agrupes las plantas según su necesidad de riego.

En general –y mayormente en verano– se mueren más plantas por exceso de agua que por falta de ella, así que agrupa las que necesitan un riego más constante en un lado y las otras de menor dosis de agua en otro lado.

3. Coloca corteza de árbol alrededor de las plantas

Ha llegado el momento de que sepas cuál es la relación de las cortezas de árbol y cómo ahorrar agua en el jardín en verano. Como sabes, la evaporación a causa del aumento de temperatura es uno de los factores por los que la planta recibe menos agua.

Colocar guijarros o pedazos de corteza de árbol es una alternativa para que se reduzca la evaporación y pérdida de agua. Estas cortezas facilitan el paso del agua hacia la tierra, siendo este el lugar donde se necesita.

4. Elimina malas hierbas

Lo primero que se nos viene a la mente es que quitar las malas hierbas es una cuestión estética, pero en realidad va mucho más allá. Este tipo de hierbas proliferan en tu jardín sin ningún control y pueden absorber el agua que originalmente va para tus plantas.

Puedes catalogarlas como ladronas de los recursos hídricos y de la capacidad de hidratación de las plantas, así que ya entiendes por qué las hemos incluido como algo a solucionar para ahorrar agua.

Por otro lado, las malas hierbas atraen una variedad de insectos o plagas que tendrás que tratar con fertilizantes u otros productos. Arranca de raíz las malas hierbas o usa herbicidas –en ocasiones es necesario– para que puedas librarte de ellas.

Si no sabes qué herbicida usar, tenemos un artículo donde podrás encontrar los mejores herbicidas del mercado.

5. Usa adecuadamente los fertilizantes

El uso de los fertilizantes tiene relación con el ahorro de agua en el jardín porque cuando están muy fertilizadas requieren de una mayor cantidad de agua. Lo que también es cierto es que al fertilizarlas ayudas a que estén libres de plagas y promuevas su crecimiento, pero ¡todo en exceso es malo!

Lo recomendable es que uses fertilizantes solo si es vital hacerlo durante el verano, ya que de lo contrario es mejor que prescindas de ellos en los meses de más calor.

6. No cortes el césped bajo

Otra de las opciones sobre cómo ahorrar agua en el jardín en verano es si dejas el césped un poco alto. La sombra te aporta ayuda contra el sol abrasador, así que cuando dejas la hierba un poco alta puede servir para retener mejor el agua y reducir la evaporación.

Otra opción es hacer pequeños huecos de 5 cm de profundidad cada 20 cm para que el agua se filtre de manera más sencilla hacia las raíces de las plantas. Es una forma para que el agua no se escape por la superficie.

7. Es mejor el compost vegetal

El calor del verano causa que se deba usar cierto tipo de compost en las plantas. El compost o estiércol vegetal es el que ayuda a mantener la humedad en el suelo, por lo que vendría siendo la opción más apropiada para usar en tus plantas durante esta temporada.

La superficie de las plantas suele calentarse mucho a causa del sol, y si son de las que están directamente en el suelo, entonces puedes usar compost vegetal o mantillo que sirva para ahorrar agua y optimizar el riego.

8. Ubica las macetas a la sombra

Ya pensarás “pero es que son plantas de sol”, aunque en los meses de verano lo ideal es que las retires un poco. Si son plantas movibles, no las coloques donde reciban directamente el calor del sol porque será demasiado para ellas y también van a requerir de más agua.

Rueda o traslada las macetas a un sitio donde no obtengan tanto sol para que no se quemen, aunque sean plantas de exterior. Con las macetas a la sombra no tendrás que obligarte a duplicar el riego.

9. Riego por goteo

Si ya tienes un sistema de riego por goteo, aprovéchalo al máximo durante el verano. Por medio de este sistema puedes hidratar tus plantas mientras haces un uso responsable del agua. ¡Al regar por goteo se hidrata directamente a la raíz!

Considera las opciones del terreno para instalar este sistema si todavía no lo tienes, pero si ya lo habías instalado, asegúrate de que no tenga fugas o pérdida de agua.

Te puede interesar el artículo donde explicamos con más detalle el riego por goteo.

10. ¿Cómo ahorrar agua en el jardín en verano? ¡Recicla!

Gran parte del agua que usas en casa puede reciclarse y usarse para regar las plantas. Por ejemplo, cuando estés lavando las verduras no dejes correr el agua por la tubería, coloca una taza para recogerla. Incluso te puede servir el agua que usaste para hervir la verdura, aunque no cuando esté caliente.

Cómo ahorrar agua en el jardín en verano

Otros consejos para ahorrar agua en el jardín en verano

Así como los tips previos para ahorrar agua, te vamos a mencionar otras cosas que puedes incluir en tu rutina de cuidado del jardín para que el verano no le afecte en gran medida.

  • Usa plantas que sean autóctonas y que puedan soportar la sequía.
  • Puedes instalar dispositivos que detectan las lluvias para que el sistema de riego no funcione cuando llueva.
  • Si no tienes riego por goteo, es preferible que uses regaderas.
  • Si tienes aspersores utiliza los que tienen gotas grandes. Generalmente las gotas pequeñas se evaporan durante el verano.
  • Regula los aspersores para que rieguen la zona adecuada. En ocasiones empapan los caminos, paredes y demás, por lo que solo malgastan agua.
  • Coloca envases para recoger el agua de la lluvia y aprovecharla para posteriores riegos o limpieza del jardín.

Sabiendo cómo ahorrar agua en el jardín en verano podrás cuidar de tus plantas sin que su cuidado afecte tu economía. Sigue los consejos que te hemos mencionado y aprovecha los beneficios que puedes obtener a partir de cambios tan sencillos.

Deja un comentario