Que plantar en Diciembre en el Huerto

Llegó el invierno, tenemos que lidiar con el clima extremo para cultivar y proteger el huerto.  Son algunas incomodidades que podemos superar con paciencia y mucha dedicación. 

En este mes, aunque alguien diga que no es bueno cultivar, si hay plantas que podemos sembrar, trasplantar y hasta recolectar. 

Lo único que debemos hacer es contar con aquellas herramientas que nos hagan el trabajo mucho más fácil y sencillo.

Puedes echar un vistazo a nuestro calendario anual del huerto donde encontrarás que plantar de enero a diciembre.

Cultivar bajo temperaturas muy frías

Hay hortalizas muy resistentes al frío. Esa resistencia la podemos reforzar aún más  si las plantamos en el invernadero  o en un lugar donde el frío o las heladas intensas no la afecten directamente.

Comenzamos con los semilleros y para esto debemos buscar semillas de calidad para obtener excelentes resultados. El plantel de hortalizas es muy útil para estos casos pues allí se inician las plantas que sabemos que van a resistir frías heladas porque tendremos la oportunidad de cubrirlas con un manto térmico apuntalado con tutores, que asemeje una tienda de campaña.

Si estamos en una zona que hace frío pero no tanto (vientos helados), estas hortalizas podrán soportar estas inclemencias del tiempo. La recomendación es:

Hortalizas de ciclo corto

  • Lechugas Romana Larga y Lollo Rossa
  • Rábanos
  • Remolachas
  • Espinacas
  • Escarola Rúcula

Cultivos de invierno

  • Habas
  • Acelgas especialmente la amarilla
  • Guisantes

Cultivos resistentes hasta el final

  • Cebollas
  • Tomates en diferentes variedades como Montserrat, Muchamiel, tres cantos, corazón de buey.
  • Berenjena redonda negra y rosa,
  • Berenjena larga negra y listada de Gandía
  • Coles

Recordemos que algunas siembras vienen andando, es probable que los cultivos resistentes aguanten el frío si ya tienen fortaleza en su tallo y se ven arraigados firmemente en la tierra.  Es bastante decepcionante para el hortelano o agricultor que después de trabajar tanto, por no tomar las precauciones necesarias con antelación para ir preparando las condiciones de su siembra para el invierno para que después el frío dañe las plantas.

No hay que esperar a que llegue el invierno para prepararnos, porque no tendremos el tiempo de  acondicionar el suelo de manera que no esté frío para recibir los cultivos, es una circunstancia adversa que traerá sus consecuencias.

En diciembre no puede faltar la siembra de ajos

Sembrar ajo es una actividad muy sencilla, se puede hacer directamente en la tierra, diente por diente separados unos de otros por lo menos unos 10 centímetros colocando el diente con la yema hacia arriba.  En 190 días se verán los resultados, un fruto de muy buena calidad.

La recolección del ajo se produce en los meses de junio y julio presentando un fruto carnoso y  suculento.  Es una planta que vale la pena sembrar cuando hay el clima de invierno por su resistencia. Los beneficios no se hacen esperar.

La patata en invierno

Invierno es la mejor época para cultivar la patata.  Es uno de los vegetales más versátiles para su cultivo.  Es un alimento básico e indispensable en la cocina.  Su cultivo se da muy bien en esta época del año.  Resiste todo su ciclo con los cambios del clima y la forma de cultivarla es bastante sencilla, rubro que podemos incluirlo en la lista de los vegetales que cultivaremos en diciembre.

Sembrar de acuerdo a la zona

En invierno es muy favorable cultivar de acuerdo a la zona donde vivimos, por ejemplo en Asturias, Cantabria, el País Vasco y Navarra, se puede cultivar en diciembre la achicoria, puerros, remolachas, apio, borraja, coles, repollos, escarola, espinaca de invierno, nabos, grelos, colinabos, nardo, brócoli por el clima atlántico favorece el crecimiento de estos cultivos.

De igual manera bajo el clima continental que cubre las tierras del interior de la península a las cuales no llega la influencia del mar, también se pueden cultivar en diciembre el mismo tipo de hortalizas que se cultivan en las zonas de clima atlántico.

Por otra parte en el clima mediterráneo la cantidad de hortalizas y vegetales que se pueden cultivar es mayor pues se suman a las que se pueden cultivar en otros climas: las patatas, zanahorias, lechugas romana 4 estaciones y  hoja de roble, guisantes, habas, coliflor, chirivía. Debido a  zonas como la costa atlántica andaluza, Islas Baleares, Ceuta y Melilla, que están próximas al Mar Mediterráneo, las temperaturas son suaves en invierno, las lluvias son torrenciales en otoño, los cultivos se dan muy bien porque la temperatura no baja drásticamente.

En invierno no podemos olvidar los árboles frutales cítricos aunque haya que buscar espacio en el huerto para su cultivo lo cual puede ser en grandes macetas con buen abono y cuidado especial esperando obtener frutos de calidad.  Entre ellos están los limones, naranjas, toronjas, mandarinas. Aunque también nos podemos atrever a sembrar manzanas, peras y kiwis.

Las aromáticas también tienen su espacio en nuestro huerto porque ya vienen creciendo para ofrecernos variedad. En este mes de diciembre se puede cultivar perejil y rúcula.  Indispensables para nuestro platos en la cocina.  El cultivo del perejil sobre todo es muy sencillo y productivo.  Es buena idea tenerlo en nuestras ensaladas de invierno.

¿Qué hacer?

Existen tiendas especializadas en productos excelentes en cuanto al tipo de semilla a utilizar en invierno, materiales para utilizar en el invernadero como el plantel de hortalizas, el manto térmico y así una serie de elementos que nos ayudarán a concentrarnos en mejorar el ambiente donde estarán nuestros cultivos de los cuales deseamos obtener los mejores frutos. El calendario de siembra es muy útil a la hora de decidir qué vamos a cultivar, trasplantar y recolectar en nuestro huerto en un mes determinado.

En diciembre hay una amplia gama de hortalizas y frutas para plantar, es bueno agendar las tareas que debemos hacer para que todo salga bien de acuerdo a lo planeado durante el invierno.

  • Adquirir semillas de calidad
  • Revisar las herramientas que ya tenemos en nuestro poder y adquirir aquellas que nos hagan falta para el cultivo en  diciembre.
  • Contar los utensilios para tener comodidad en el huerto o invernadero cuando estemos en plena siembra.
  • Planificar la protección que le daremos a nuestros cultivos en invierno especialmente a las plantas más vulnerables, aquellas plantas jóvenes que no se pueden mover al invernadero.
  • Recordar que es muy importante aplicar en el suelo el compost para proteger a las plantas del frío para evitar su congelamiento.
  • Si estamos ubicados en una zona donde el invierno es suave, entonces debemos estar alerta para darle aire al invernadero para que el aire circule evitando el exceso de humedad.
  • No dejar ranuras en el invernadero y evitar cualquier hendidura por donde pueda filtrarse el frío.
  • Agradecer a los animales que nos ayudan a proteger el huerto colocándoles a la vista comederos o nidos en el caso de los pájaros  y casitas para las mariquitas por ejemplo.

Diciembre es un mes bienvenido, hay mucho qué hacer y mucho que agradecer

Deja un comentario